Responsabilidad Americana


download

El pasado 26 de junio la Custom and Border Protection informó por medio de Ron Vitiello sobre el proyecto de un prototipo del muro divisorio que el presidente Trump planea construir entre México y Estados Unidos será construida entre la ciudad de San Diego y Tijuana. Este muro sera edificado a dos millas al este de Otay Mesa, tendrá una altura de 30 pies y la construcción se terminará en 30 días.

Vitiello explicó la necesidad de este muro haciendo un  comparativo de cómo era la frontera antes y después de que se construyera el muro que actualmente separa a las dos ciudades antes mencionadas. Dijo que el muro ayudo en reducir los crímenes y a fomentar el desarrollo económico y poblacional. Expuso los números referentes al incremento de las aprensiones y de las deportaciones  en fechas recientes.

El gobierno estadounidense tiene razón en lo referente a la seguridad que se obtiene al tener una frontera ordenada y bajo control. Pero se equivoca al pensar que el muro detendrá el flujo migratorio y la entrada de drogas al país. Esto solo se puede detener aplicando una nueva política, en la que se exija al gobierno de México que elimine la corrupción, que impulse el desarrollo de los sectores más marginales de la población y que permita el desarrollo democrático del país.

El gobierno de Estados Unidos tiene que asumir su responsabilidad en la situación actual que vive México. Estados Unidos es el consumidor principal de las drogas que se producen y que cruzan territorio mexicano, Estados Unidos es quien presiona al gobierno mexicano en el combate a los carteles del narco tráfico y  al mismo tiempo permite el abastecimiento de armamento sofisticado a estos carteles por parte de empresas norteamericanas para que se defiendan del gobierno y puedan seguir abasteciendo el mercado americano de drogas. Cabe mencionar que estas armas son pagadas con el dinero producto de la venta de estas drogas, generando así un circulo imposible de parar.

Estados Unidos debe detener las deportaciones masivas de personas indocumentadas que lo único que hacen es enriquecer a los accionistas de las empresas privadas que controlan los centros de detención y creas una burocracia enorme que le cuesta millones de dólares anuales a los contribuyentes americanos. En este caso al igual que en el narcotráfico solo se presiona una parte del problema que es  el indocumentado, que ya ha sido explotado laboralmente y ahora es perseguido para ser expulsado del país, pero aquellos que se han vuelto ricos gracias a la explotación de esta mano de obra barata y abundante siguen impunes. El gobierno americano provee a los ciudadanos americanos con una mano de obra de buena calidad, económica y sumisa. Si en verdad se quiere detener el crimen y la migración, la respuesta está en una agenda binacional en donde Estados Unidos asuma la parte que le corresponda del problema y  exija al Gobierno de Enrique Peña Nieto la eliminación de la corrupción que lo ha caracterizado, así como el respeto a la democratización de México.

Se debe tipificar el narcotráfico como terrorismo y publicar completamente el árbol criminológico de las redes de la mafia que operan en ambos territorios y no solo en México, se necesita saber ¿quién paga a los carteles del narco?, ¿quien deja pasar toda esa droga sin ser detectada?. Es prioritario el impedir que se le vendan armas a los narcotraficantes. Sin dinero y sin armas no puede el narco enfrentar a las fuerzas del orden.

Estados Unidos tienen que impulsar el desarrollo económico de México, permitiendo que sus maquiladoras se establezcan en México e impulsar empresas que ofrezcan los empleos que en verdad quieren los ciudadanos americanos, en el ramo de la tecnología y de la generación de fuentes de energía limpia. Esto generaría un crecimiento económico en ambas naciones.  El bienestar de Estados Unidos depende del bienestar de México y viceversa. Le solución a los problemas de un país residen en la mutua cooperación entre ambas naciones. Esta es la manera más fácil en que Estados Unidos puede asegurar su supremacía mundial por mucho más tiempo. Si no lo hace la debacle americana no está muy lejos de llegar. Todo gran imperio a llegado a su fin y Estados Unidos no será la excepción. Lo que si puede lograr es una postergación a esa cita que tiene con el destino.

Trump Cortina de Humo


peñaTrump1

TRUMP CORTINA DE HUMO

En la historia de México las cortinas de humo son pan de todos los días. Y en esta ocasión no creo que sea la excepción. La invitación al candidato presidencial por el partido republicano de los Estados Unidos Donald Trump por parte de Enrique Peña Nieto, llega en un momento en el que el presidente de México está siendo cuestionado por una infinidad de anomalías en su gobierno. La Casa Blanca, los departamentos de Miami, el plagio de su tesis, los gasolinazos, el precio del dólar, la mala situación económica, el descontrolado y creciente índice de inseguridad y el conflicto con el CNTE por mencionar solo algunos.

La visita de Trump a México tuvo dos objetivos, el primero solo lo sabe solo EPN o quien le haya hecho la sugerencia de invitar a este individuo al país. El segundo es el de actuar como cortina de humo para desviar la atención de la población de los verdaderos problemas de México.

¿A quién le importa si a Trump quiere construir un muro? desde los noventas ya existe un muro divisorio entre los dos países y eso no ha impedido el cruce de inmigrantes ni de droga a la unión americana.  ¿A quién le importa si lo quiere pagar incautando las remesas que los mexicanos mandamos a México? Mas se tardaría en intentar hacerlo que en los que vivimos por acá encontraríamos la forma de poder seguir mandando el dinero a nuestras familias.

Aquellos que critican a Trump por su discurso de odio hacia los mexicanos ¿Dónde han estado todos estos años? Por décadas los mexicanos que vivimos en Estados Unidos ilegalmente hemos sido objeto de discriminación,  en ocasiones por los mismos mexicanos que gozan de un tipo de estatus migratorio en Estados Unidos.

El tema no debe de ser este individuo (Trump), lo que debemos de estar criticando e intentando cambiar es el curso por el que va México. Hay que presionar a EPN para que se presente ante el congreso y que le responda a los diputados y senadores, no a jóvenes escogidos que no tienen un conocimiento amplio de los problemas que aquejan al país.

¿Donde están los 43 de Ayotzinapa? ¿Quiénes son todos los muertos que aparecieron a lo largo de el estado de Guerrero en las fosas clandestinas que se encontraron en la búsqueda de los 43 estudiantes? ¿Por qué no se han tomado en cuenta a los maestros y padres de familia en la reforma educativa? ¿Por qué los carteles de la droga siguen actuando impunemente? ¿Por qué no se presiona al gobierno de Barack Obama para que pare la venta de armas a estos carteles? ¿Por qué no se congelan las cuentas bancarias de los carteles?

Hay una infinidad de preguntas que se le deben de hacer a EPN. Y la ultima es que explique porque invito a un ser por el que no deberíamos de preocuparnos, al menos no por el momento.  EPN logro lo que quería, desviar la atención hacia temas secundarios. Temas a los que puede responder, torpemente pero puede responder. Los problemas que lastiman a México solo tienen una respuesta y el no la va a decir. La respuesta a todos los problemas que aquejan a México el día de hoy se llama Enrique Peña Nieto.

La Ineficacia de EPN ante la Emigración hacia los EU


epn1

La Ineficacia de EPN ante la Emigración hacia los Estados Unidos

La migración  de mexicanos indocumentados a la Unión Americana no es nueva y a pesar de los esfuerzos por parte de Estados Unidos por frenarla, hay muchas razones por las que no lo podrá hacer.  Las políticas empleadas tanto por México como por Estados Unidos nunca han atacado el problema de raíz. Este flujo migratorio no se puede resolver con la construcción de un muro, o con penas más severas a quienes intentan cruzar la frontera ilegalmente. Se tienen que resolver las causas que orillan a una persona a tomar la decisión de dejar su lugar de origen, para intentar conseguir una mejor calidad de vida.

Estados Unidos a pasado años discutiendo posibles reformas migratorias, para regularizar a los millones de indocumentados que están en las sombras viviendo en su país, pero nunca en ninguna de sus posturas a exigido al gobierno mexicano que haga algo para mejorar el nivel de vida de su población. Además de que los castigos que aplica generalmente son para las personas indocumentadas que en la mayoría de los casos lo único que hacen es trabajar honestamente para mantener a sus familias; y nunca ejercen las penas que ya están estipuladas en la ley para las personas que emplean a estos trabajadores.

El gobierno de Enrique Peña Nieto ha declarado su oposición a las recientes declaraciones del candidato a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump. Las cataloga de injustas y racistas. Pero en lugar de hacer solo declaraciones, se debería de ocupar en brindarle seguridad a los mexicanos. Desde que Enrique Peña Nieto tomo el poder se ha esforzado en promover la percepción de un avance en la falso bienestar del país. El poder adquisitivo de los mexicanos es muy bajo comparado con el de otros países con menores recursos de los que cuenta México. La seguridad, sigue en caída libre, si bien durante el sexenio pasado los medios de comunicación ocupaban sus noticiarios estelares para informar de la violencia que golpeaba al país, hoy en día la información es mínima o nula.

Los centros de detención del servicio de migración de Estados Unidos, antes estaban llenos de personas que intentaban cruzar la frontera en busca de un trabajo. Hoy lo están de personas que buscan simplemente el poder seguir con vida, todos ellos escapan de los carteles que se han apoderado de sus comunidades. No importa el nivel social de la persona, ni el lugar donde radican, si bien los informes muestran que ciertos estados son los más afectados por la inseguridad,  la realidad es que todo México está bajo el control del crimen organizado. En el pasado solo la cabeza de la familia se arriesgaba en la travesía en busca del sueño americano, una vez establecido hacia los arreglos necesarios para reunirse con el resto de su familia. Actualmente  la inseguridad obliga a que familias completas tomen la decisión de emigrar en un intento de escapar de la ola de violencia que azota al país y poder así conservar sus vidas. Todo esto ante la vista de un gobierno incompetente que ha perdido el control de la seguridad del país.

Mientras nada cambie en México, las personas seguirán intentando cruzar ilegalmente hacia Estados Unidos. En los ochentas el cruce era tan fácil como el simple hecho de saber decir I am American citizen, en los noventas bastaba con saltar la barda y ser cuidadosos para que la patrulla fronteriza no los detectara, o meterse en la cajuela de un carro. A partir del 2010 el cruce empezó a hacerse mas difícil y más caro, el cruce por las garitas con identificaciones de otras personas, por las que se pagaban hasta cuatro mil dólares, y la travesía de hasta cinco días por el desierto con un costo de alrededor de dos mil dólares. En la actualidad los precios van hasta los diez mil dólares o mas, los métodos de antaño se siguen utilizando pero con muy poca eficacia, debido a la nueva tecnología que emplea Estados Unidos para cuidar su frontera. En el futuro la única manera que habrá de cruzar será por el desierto, y en lugar de tener que caminar cinco días, será de hasta un mes, y esto traerá un aumento en el número de personas que pierden la vida.

También la inseguridad ha ido en aumento con el paso del tiempo, antes el inmigrante solo se tenían que cuidar de el clima y de los agentes de la patrulla fronteriza. Actualmente están expuestos a ser asaltados en el camino robándoles lo poco que puedan llevar con ellos, pueden ser atacados por los minutemen  o pueden ser obligados a transportar droga exponiéndolos si son capturados a pasar una temporada larga en la cárcel siendo víctimas de maltrato físico y psicológico para después ser deportados.

Es obligación del gobierno de México el brindar las condiciones favorables para el desarrollo de sus habitantes. No hay excusa ni pretexto para no hacerlo. México es un país rico que lo único que necesita es distribuir esa riqueza de manera equitativa entre toda la población.  Aunque se quiera ocultar la verdad, lo cierto es que México pasa por un momento de ingobernabilidad y es urgente que se haga algo. No podemos esperar a que termine este gobierno para ver si el próximo por fin se decide a hacer algo al respecto. Tenemos que exigir a Enrique Peña Nieto que haga algo y que lo haga ya. Durante su mandato se ha vanagloriado impulsando reformas que según él favorecen al país, pero no ha hecho nada por los millones de mexicanos que viven en extrema pobreza, en medio de la inseguridad y de los que radicamos en los Estados Unidos. El gobierno estadounidense debe de exigir enérgicamente a Enrique Peña Nieto que pare de ignorar este problema y que presente un plan de trabajo que garantice la seguridad, el bienestar y el desarrollo de sus habitantes.

Como combatir al Narco


La Guerra contra el narco no se puede ganar de la forma en la que se ha venida peleando, ala fecha son mas de 48,000 muertos del 2006 a la fecha, sin contar los aproximadamente 5000 personas desaparecidas, mas los que se sigan acumulando. Es una lucha que a dejado muchas familias destrozadas por la perdida de familiares, unos por estar metidos en el narco y otros tanto por haber estado en el lugar equivocado a la hora equivocada, aquellos a los que se les envio a pelear con pistolitas ante aquellos que tienen cuernos de chivo.

Lo primero que deberia de analizarce es  a quien le conviene esta guerra, quien se veneficia con ella y asi mismo  quien se ve perjudicado por esta. Tenemos en primer plano la presion de Estados Unidos pidiendo que se haga algo para parar tanta droga que llega a su territorio, y esa podria ser una peticion razonable, mas no lo es, pues ellos son los que no dejan ni hacen nada para dejar de consumir dichas drogas. Lo peor no es eso, ellos mismos proveen de armas a los carteles para que protejan la droga y pueda llegar hasta ellos. No se entiende como pueden pedir que de este lado se convata al narcotrafico cuando ellos hacen todo lo contrario, ellos lo promueven, pidiendo cada dia mas mercancia y armando a aquellos a los que nos piden que convatamos, desde mi punto de vista lo unico que quieren es que nos matemos entre nosotros, y todos deberiamos de estar en contra de ello.

Recordemos que Mexico no es un pais consumidor de drogas, Mexico es un pais que produce y sirve de transito hacia los Estados Unidos. Se deberia de perseguir mas la distribucion, que la produccion y transportacion de ellas. No pretendo decir que esta bien y que deberian de legalizarce, pero si que en la condicion actual del pais no hay mucho por hacer para erradicar este fenomeno. Como se le puede pedir a la gente de los sectores mas pobres del pais que dejen de sembrar drogas, cuando por años este ha sido su unico medio de subsistir por que estan en el olvido no solo del gobierno sino de la poblacion en general. Nos da tristeza ver los reportajes que nos muestran a los indigenas en su medio tan precario de vida, viviendo en casas de carton, muriendoce de hambre, intentando poder ver el sol al siguiente dia. Pero ese sentimiento se termina en cuanto termina el reportaje o en cuanto nuestro corazon no tolera mas tanto dolor y le cambiamos de canal para ver cualquier programa que no lave mas el cerebro y nos aleje de esa realidad de la que creemos que no formamos parte. Como se le puede pedir a los jovenes que no se unan a los narcos cuando no se les proporcionan escuelas pra que puedan seguir con sus estudios, ni trabajos bien pagados, en pocas palabras  cuando no se les ofrece un futuro.

El dia que en Mexico se resuelva el problema economico, y se les de a los pobres la posibilidad de un futuro mejor, ese dia los carteles del narco habran perdido la mitad de la batalla. Cuando Estados Unidos deje de consumir drogas y deje de vender armas se habra ganado la otra mitad de la guerra. Sin intervencion de las fuerzas armadas, y sin lo que es mas importante, sin la confrontacion de mexicanos contra mexicanos.