TIEMPO DE LA ORGANIZACIÓN Y LA MOVILIZACIÓN

TIEMPO DE LA ORGANIZACIÓN Y LA MOVILIZACIÓN

En el 2018 gano la voz del pueblo, más de treinta y tres millones de mexicanos salieron a expresar su hartazgo ante un sistema corrompido que cada día acentuaba más y más la desigualdad entre unos pocos y la inmensa mayoría. Lo visto el pasado fin de semana en las mal llamadas asambleas de MORENA son la expresión más lejana de lo alcanzado en el 2018.

MORENA le cerro las puertas al PUEBLO, a miles de PROTAGONISTAS DEL CAMBIO VERDADERO que día a día desde mucho antes de que MORENA fuese partido, han venido trabajando en la construcción del proyecto de la 4T. Y con esto se le ha dado una nueva oportunidad a ese sistema corrupto instaurado por el PRI y el PAN que tanto mal le a causado a los mexicanos.

Quienes defienden este proceso amañado y mal hecho, son aquellos que no quieren aceptar su ineficiencia en los cargos de dirección, tuvieron mucho tiempo para organizar estado por estado, con la fórmula que dio resultado y que llevo a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia en 2018, el despertar de las conciencias casa por casa, pero en lugar de eso, han lucrado con la popularidad de AMLO y de los logros de su gobierno para afianzarse en el poder, ese poder que domina y somete a la población.

AMLO habla de un poder obediencial, pero ¿a quién obedece MORENA? Desde el 2018 cerro sus puertas al pueblo y el fin de semana pasado se las cero también a sus militantes de base. Como Salina de Gortari, “ni los veo ni los oigo”

Pero este no es el fin, bien lo dice AMLO, el pueblo pone y el pueblo quita, y el pueblo se manifestará y quitara a estos seres que quieren impedir la transformación de nuestro país. Es tiempo de la organización y la movilización.

¿Cuáles son los desafíos más grandes para MORENA?

¿Cuáles son los desafíos más grandes para MORENA?

¿Cuáles son los desafíos más grandes para MORENA?

Los desafíos de morena son grandes, el año pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador en una de sus conferencias matutinas expresó el pesar que sentía a ver un partido tan grande como morena con una dirigencia tan pequeña.

El primer desafío es el volver a conectarse con las bases, las cuales por errores de quienes estuvieron en la dirigencia anteriormente provocaron que la actual dirigencia a pesar de ser legal carece de legitimidad, debemos recordar que la encuesta para la elección de la actual dirigencia no fue organizada por MORENA, lo que ha provocado algo que está prohibido en los estatutos de nuestro partido, que es la creación de grupos o facciones.

El artículo tres del estatuto de MORENA establece como se construyó el partido, y es evidente que se viola por completo y creo que se podría escribir un libro de las violaciones a este articulo tan fundamental.

Artículo 3°. Nuestro partido MORENA se construirá a partir de los siguientes fundamentos:

a. Buscará la transformación del país por medios pacíficos, haciendo pleno uso de los derechos de expresión, asociación, manifestación y rechazo a las arbitrariedades del poder, garantizados por la Constitución;

b. Que a las y los Protagonistas del cambio verdadero no los mueva la ambición al dinero, ni el poder para beneficio propio;

c. Que las y los Protagonistas del cambio verdadero busquen siempre causas más elevadas que sus propios intereses, por legítimos que sean;

d. Asumir que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás; e. Luchar por constituir auténticas representaciones populares;

f. No permitir ninguno de los vicios de la política actual: el influyentísimo, el amiguismo, el nepotismo, el patrimonialismo, el clientelismo, la perpetuación en los cargos, el uso de recursos para imponer o manipular la voluntad de otras y otros, la corrupción y el entreguismo;

g. La afiliación será individual, personal, libre, pacífica y voluntaria, sin corporativismos de ninguna índole; sin que se permitan facciones, corrientes o grupos que vulneren la soberanía del partido, es decir, su capacidad exclusiva de dirección general;

h. La exclusión de quienes se prueben actos de corrupción, violación a los derechos humanos y sociales o actividades delictivas;

i. El rechazo a la subordinación o a alianzas con representantes del régimen actual y de sus partidos, a partir de la presunta necesidad de llegar a acuerdos o negociaciones políticas pragmáticas, de conveniencia para grupos de interés o de poder;

j. El rechazo a la práctica de la denostación o calumnia pública entre miembros o dirigentes de nuestro partido, práctica que suele ser inducida o auspiciada por nuestros adversarios con el propósito de debilitarnos o desprestigiarnos. Si existe presunción o prueba de faltas graves cometidas por un/a militante o dirigente, quienes pretendan que se investiguen, y en su caso, se sancione, deberán acudir a la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, la que resolverá de acuerdo con los principios y normas de nuestro partido.

Pero este desafío no es difícil de lograr, lo único que se requiere es buena voluntad por parte de la dirigencia de MORENA, ya que contamos con recursos suficientes para lograr la consolidación del partido en poco tiempo, contamos con un ejército de Protagonistas del Cambio Verdadero dispuestos a luchar por sus ideales

Tenemos la receta, AMLO nos mostró el camino y nos guía con el ejemplo, trabajo arduo todos los días, honestidad inquebrantable y lo más importante, el contacto con el pueblo, en especial los más necesitados.

Más allá del juicio


Este próximo primero de agosto se llevará a cabo la primera consulta ciudadana donde la población podrá manifestarse a favor o en contra de si quiere que se enjuicien a los expresidentes de México, este ejercicio ciudadano necesita de una participación de treinta y siete millones de participantes, solo así el resultado de ser a favor del juicio, podría en verdad realizarse.

En nuestro país el abstencionismo en las elecciones ha sido a lo largo de la historia de promedio de arriba del cuarenta por ciento, factor que en esta consulta es posible que aumente, con lo que no podría contar con el número necesario para poder encausar alguna acción en contra de los ex presidentes.

Es de vital importancia en primer lugar de invitar a la población en general a ser parte de este suceso histórico, es la primera vez que los ciudadanos serán escuchados en un asunto que por décadas lo único que han podido haceres quejarse con la familia, los amigos, los vecinos, los compañeros de trabajo o alguna persona con la que se compartió una charla ocasional.

Luis Echeverría ya ha sido juzgado por la represión estudiantil de 1968 y la matanza del jueves de Corpus el 10 de junio de 1971. José López Portillo y Miguel de la Madrid Hurtado han muerto y no podrían ser juzgados, pero eso no los exime de la culpabilidad de lo que paso durante sus sexenios, pero el daño más grande que ha sufrido el pueblo de México ha sido desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, quien logro llegar al poder mediante el fraude de 1988 y de manera inmediata comenzó con una serie de medidas represoras e ilegales que caracterizaron su gobierno, terminando esté con el levantamiento armado del EZLN y el posterior asesinato del candidato de Luis Donaldo Colosio.

Las cosas no mejoraron con la llegada de Ernesto Zedillo, en quien el pueblo deposito la confianza del cambio en el México hambriento y sediento de justicia que tan bien describió Colosio, pero Zedillo no solo traiciono a Luis Donaldo, sino a todo un país que confió y voto en él. No solo llevo al país a la más profunda crisis en la historia de la nación, sino que rescato a los poderosos y obliga hasta el día de hoy a los mexicanos a que paguemos la deuda del FOBAPROA, también reprimió a los más pobres, como lo hizo con la matanza de Acteal.

 Otro traidor, quizás el más grande de la historia es Vicente Fox, en quien los mexicanos pusimos nuestra esperanza por el tan esperado cambio y que al final no cumplió sus promesas de campaña y se dedico a procurar el enriquecimiento propio y de los hijos de Martha Sahagún. Y aún así tuvo tiempo de violar todas las leyes para impedir que Andrés Manuel López Obrados llegase a la presidencia de la república, orquestando el fraude electoral del 2006.

La presidencia espuria de Felipe Calderón Hinojosa se caracterizo por un constante intento por privatizar PEMEX, lo cual no fructífero, pero lo que más daño le hizo a México fue su supuesta Guerra contra el narcotráfico que ocasionó la muerte de cientos de miles de mexicanos que no tenían nada que ver con el mundo de las drogas, y simplemente se excuso diciendo que eran daños colaterales.

Cuando pensamos que ya lo habíamos visto todo y que no podría pasar nada peor, llego Enrique Peña Nieto a demostrarnos que el PRI no tiene limites en la capacidad de ingeniar formas para destruir al país. Solo una palabra puede simplificar la característica de su gobierno y esta es la CORRUPCIÓN, se corrompieron todas y cada uno de los poderes, el ejecutivo, legislativo y judicial. No quedo nada fuera del alcance de su manto destructor. Agua inyectada a pacientes con cáncer, la mayoría de los gobernantes robando sin recato alguno, reformas legislativas en perjuicio de la población, desaparición de estudiantes, mayor número de crímenes en la historia, pagos millonarios a los medios de comunicación para desinformar a la población y más de la mitad de la población viviendo en la pobreza mientras él y su familia gozaban de lujos a la vista de todos.

Los crímenes de los expresidentes de México son demasiados y es muy difícil el poder escribirlos en estas cortas líneas, el explicarlos es aún un trabajo de mayor dedicación, y es exactamente eso lo que se busca con esta consulta, el darnos la oportunidad de exigir a las autoridades a que investiguen todos y cada uno de los crímenes que estas personas cometieron en contra de la nación. Y en caso de que la apatía nos ganara y no consiguiéramos que todos los mexicanos saliéramos a participar, por lo menos los millones que si lo haremos, estaremos dando un fuerte y claro mensaje, de que estamos organizándonos y no permaneceremos callados nunca más.

Vota, no importa si es por el SI o por el NO, pero vota, el mensaje que debemos dar es que México tiene una población participativa, que no esta de adorno para ser tomada en cuenta solo en las campañas electorales. Que los mexicanos estamos vigilantes y que de aquí en adelante, si vemos algo que no nos gusta, utilizaremos este derecho constitucional de la consulta popular.