Bonilla y la promesa de no robar, no mentir y no traicionar.


AMLObonilla

Bonilla y la promesa de no robar, no mentir y no traicionar.

Tras muchos años de lucha finalmente se vislumbra la posibilidad de un cambio verdadero en la vida en México. La victoria de Andrés Manuel López Obrados reavivo la esperanza de los millones de mexicanos que han sido marginados durante décadas. El diagnostico que hizo AMLO durante su campaña del mal que aqueja a México es la corrupción y el remedio contra este mal es simple, no robar, no mentir y no traicionar.

Se ha hecho mucho ruido en los primeros meses del gobierno de la llamada 4T, pero el día de hoy estamos ante un problema que verdaderamente puede decirnos si el gobierno de AMLO está comprometido con el cambio verdadero, y este problema no es la inseguridad, ni el guachicol o el desempleo, problemas que por su gravedad tomaran más tiempo en mostrar los resultados prometidos, el problema que se presenta hoy en Baja California es una situación que dejara en claro si la honestidad que se proclama desde la presidencia en verdad es un principio que se aplicara en el gobierno.

Si Jaime Bonilla no rechaza la ampliación de su mandato de dos a cinco años, estará robando la posibilidad de otros mexicanos de buscar la gubernatura para las elecciones que se deberían de realizar en dos años, estaría faltando a la verdad cuando en campaña dijo que buscaba la gubernatura solo por dos años y estaría traicionando a todo un movimiento que ha trabajado intensamente para que estas cosas dejen de suceder en nuestro país.

Si AMLO es congruente con sus ideales, no apoyara esta extensión de mandato y se excluirá de todo lo que tenga que ver con este personaje que al día de hoy está faltando al compromiso que todos los simpatizantes de MORENA adquirieron en arar del cambio verdadero.

¿Violencia en Aumento?


violenciaRamosAMLO

¿Violencia en Aumento?

5803 Son el número de personas que han sido asesinadas en México en los dos primeros meses del gobierno de AMLO, si la tendencia se mantiene significaría que al termino de este sexenio habría un total de 208 mil personas perderían la vida a causa de la violencia desatada hace tres sexenios durante la administración de Felipe Calderón, en cuya administración se calcula que hubieron alrededor de 103 mil asesinatos y en el gobierno de EPN aproximadamente 125 mil.

Las declaraciones de AMLO respecto a que tiene controlada la violencia en México no son del todo exactas, si bien es cierto que los cambios que ha venido haciendo en su administración en lo que respecta a la austeridad republicana así como la erradicación de la corrupción tolerada en el gobierno, no pueden por sí mismas influenciar en gran medida en los delitos graves que se desataron desde en el 2006. Estos cambios en el mejor de los casos estarán afectando favorablemente en los delitos menores, como lo es el robo en todas sus modalidades.

El anunciado término de la guerra contra el narco puede ser que ayude en lo concerniente a los muertos a causa de los enfrentamientos entre militares y narcotraficantes, pero la disputa de territorios o el ajuste de cuentas entre estas organizaciones no ha desaparecido y estas sifras son la prueba de ello.

Para que se le pueda pedir resultados a AMLO tiene que comenzar a funcionar la Guardia Nacional, cuyo objetivo es precisamente primero el calmar esta violencia desbordada y una vez logrado esto hacer el intento por erradicarla. Y no solo es el funcionamiento de la Guardia, también se requiere que la impartición de justicia funcione en beneficio del pueblo y no en beneficio protector de los que más poder económico tienen.

Otro factor que se debe de tomar en cuenta es la posibilidad de que los partidos políticos que perdieron el poder, sean los promotores de esta violencia en un intento por desacreditar el gobierno de AMLO y con eso poder  recuperar algunas posiciones de poder en el gobierno. O simplemente sea un mensaje de estos mismos grupos hacía AMLO diciéndole que él no tienen todo el poder en México.

Las razones detrás de este desorbitado número de muertos pueden ser muchas, lo cierto es que aun al día de hoy, los mexicanos siguen siendo presa del temor y la inseguridad en que se encuentra sumergido el país. Lo único que queda es esperar que las acciones que está tomando la actual administración  den el resultado prometido. Está espera no debe de ser pasiva, el cambio no se llevara a cabo si la población no participa en forma activa, critica y en algunos casos energía ante el gobierno que la mayoría eligió.

Foros Consultivos en el Exterior


foros

Foros Consultivos en el Exterior

El Instituto de los Mexicanos en el Exterior llevo a cabo trece foros consultivos en diferentes ciudades de los Estados Unidos, con el objeto de recoger las propuestas de los mexicanos que por diversas circunstancias han tenido que abandonar México para residir en la unión americana. Estas propuestas serán enviadas al presidente Andrés Manuel López Obrador para que sean incluidas en el Plan Nacional de Desarrollo que presentara próximamente ante las cámaras de diputados y senadores.

La legislación federal en su artículo 21 de la Ley de Planeación, define al Plan de la siguiente manera:

«El Plan Nacional de Desarrollo precisará los objetivos nacionales, estrategia y prioridades del desarrollo integral y sustentable del país, contendrá previsiones sobre los recursos que serán asignados a tales fines; determinará los instrumentos y responsables de su ejecución, establecerá los lineamientos de política de carácter global, sectorial y regional; sus previsiones se referirán al conjunto de la actividad económica, social y cultural, tomando siempre en cuenta las variables ambientales que se relacionen a éstas y regirá el contenido de los programas que se generen en el sistema nacional de planeación democrática.»

Finalmente la voz de los millones de mexicanos que viven en los Estados Unidos ha sido escuchada, si bien es cierto que la participación no ha sido lo que se esperaba, lo importante es que estos foros serán la base de una participación activa de comunicación entre el pueblo con su gobierno. Participación que irá creciendo conforme pase el tiempo y se vallan viendo los resultados de las propuestas que lleguen a ser parte del Plan Nacional de Desarrollo.

En el Foro de Los Ángeles la participación de la gente fue nutrida, aunque poca en relación con el gran número de mexicanos que residen en esa ciudad. Aun así el resultado fue bueno ya que la mayoría de las personas querían participar, expresar sus ideas y su apoyo al nuevo gobierno. La propuesta que más se escucho fue la de la posibilidad de que los mexicanos que viven en el exterior puedan participar en la vida económica de México. Se escucharon voces que pedían la creación de un banco que sirva como receptor de las remesas que se envían a México, otros piden la eliminación de las trabas para poder abrir negocios en sus lugares de origen, el mejoramiento de los programas que ya están en marcha para asegurar que no se comentan actos de corrupción entre muchas otras propuestas. El común denominador en todas las propuestas es que los mexicanos no quieren que el gobierno les de, simplemente quieren que el gobierno les deje a ellos darle a México la fuerza económica que hasta la fecha le han dado a los Estados Unidos.

Otra de las cosas positivas de estos Foros fue el acercamiento entre los consulados y las personas, este acercamiento comenzó con las quejas de los mexicanos del pésimo servicio que caracteriza a los consulados, queja que fue escuchada respetuosamente por el mismo personal del consulado. Ante esta situación el director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior explico que está mal servicio por parte de los consulados  se debía en parte a que los consulados como tal no se habían planeado para atender a una población tan grande como lo es la población mexicana residente en Estados Unidos. Pero de igual manera se comprometió en que las cosas cambiarían en un futuro no muy lejano. Además de comprometerse a seguir realizando este tipo de actividades para que la comunicación entre el gobierno y el pueblo se mantenga.

El Foro realizado en la ciudad de San Diego no tuvo la participación tan masiva como la de Los Ángeles pero aun así fue muy provechosa, pues a pesar de que el objetivo de los Foros era el de escuchar a la población, hubo tiempo para escuchar al director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, así como a el personal del Consulado y de esta manera plantar las bases para una relación de mejor comunicación entre ambas partes.

Es probable que la mayoría de las propuestas que se presentaron en estos foros no puedan realizarse, pero la ganancia para los millones de mexicanos que residen en la Unión Americana es el que se ha creado un canal de comunicación que hacía falta. Finalmente después de tantos años la voz de los migrantes mexicanos se comenzara a escuchar y entre más se fortalezca este canal, muy pronto esta voz no solo será escuchada, sino que seriamente será tomada en cuenta en las decisiones de la vida política, económica y social de México.